matricula-
Conoce nuestros productos para Particulares
Cuentas bancarias Tarjetas bancarias Hipotecas Préstamos y créditos Ahorro Inversión Jubilación Seguros Renting Coches
Hazte cliente y crea tu cuenta1 en menos de 10 minutos con tu móvil
Abre tu cuenta online
1 Consulta el documento informativo de las comisiones
Buscador de oficinas Pide cita
Centro de ayuda Contacto
Volver
Tu hogar, tu coche y otros

Tasación de una vivienda: tipos y bases de valor

Juanjo Bueno - 16/05/2024
Compartir

La tasación de la vivienda no es un gasto adicional cuando se contrata una hipoteca, sino una inversión que afecta a las dos partes del contrato.

Una tasación es un documento necesario para contratar una hipoteca. Entre otros aspectos, una tasación incluye el valor de mercado del inmueble, la superficie de la casa, los posibles errores catastrales y en las escrituras, el estado de conservación del activo, los riesgos del entorno y la adaptación a la normativa urbanística.

¿Cómo se calcula el valor de tasación?

  • La ubicación: determinará la pertenencia a una horquilla de precios concreta en función de la demanda que exista en cada lugar. Esta depende, entre otras cosas, de la cantidad y de la calidad de los servicios que existen en esa zona y que rodean la vivienda. 

  • Las características: los metros cuadrados de la vivienda, su antigüedad y su estado de conservación. También influye la calidad de la construcción según el tipo de vivienda y otras cuestiones como, por ejemplo, la disponibilidad de ascensor en el edificio o si dispone o no de terraza. Otros parámetros importantes son la altura en planta (cuanto más alta se encuentra una vivienda, más luz y menos ruido recibe), las vistas y la orientación (influye en el consumo energético), así como los elementos que pueda disponer la vivienda (calefacción, armarios, etc.). 

  • El edificio: la amplitud y la calidad de las zonas comunes del edificio, como son el portal, los jardines, las pistas deportivas, la piscina… así como los patios de las viviendas unifamiliares.

¿Cuánto cuesta la tasación de una vivienda?

El futuro propietario debe tener presente que la tasación forma parte de los gastos asociados a la compra de un inmueble, que oscilan entre un 10% y un 15% adicional al precio de compra. Su coste se sitúa entre los 300 y los 600 euros. A estos gastos hay que añadir la entrada de la vivienda, que es el 20% del precio, ya que los bancos financian, como máximo, un 80% del valor de compra o de tasación del inmueble.

Puede interesarte: Cuánto se tarda en conceder una hipoteca

¿Cómo es el proceso para solicitar una tasación? 

Una tasación hipotecaria la lleva a cabo siempre un tasador homologado por el Banco de España. Habitualmente, el banco que va a conceder la hipoteca envía a un tasador de su confianza. De todos modos, también es posible para el futuro propietario contratar a un tasador homologado. Una vez seleccionado el tasador, concretará una visita al inmueble para medir todas las habitaciones y hacer fotografías. Con esta información y de acuerdo a las condiciones y parámetros del mercado trabajará en el informe de tasación de la vivienda.

Tipos de tasaciones

En ocasiones, se habla de tasar una vivienda o un local como si fuese el único tipo de tasación que afecta al mercado inmobiliario, pero existen varios productos relacionados con la valoración. En función del propósito, resultará más adecuado uno u otro. 

Básicamente, se dividen en dos categorías: las valoraciones propiamente dichas, y otros productos relacionados con ella, pero que no pueden ser considerados valoraciones. 

Las valoraciones implican distintos procesos, como la inspección técnica del inmueble, el análisis de la documentación registral o la elaboración de diferentes cálculos que permiten llegar a una tasación oficial. Con el resto de productos relacionados es posible concretar una cifra más exacta del valor de la vivienda.

Las bases de valor de un inmueble

El valor de un inmueble depende de la finalidad con la que se valore. Es decir, que en la práctica, un inmueble puede tener múltiples valores. En el ámbito técnico, estos distintos valores se denominan bases de valor. La elección de una base de valor u otra tiene que ver con el propósito por el cual se realice la valoración, y determinará tanto el método de valoración como los resultados. 

Las bases de valor más conocidas o utilizadas son: 

  • Valor de mercado

Determina el precio de compraventa en el que, con más probabilidad, se pondrían de acuerdo después de una negociación un comprador y un vendedor `genéricos´ del mercado, es decir, dos personas que no tengan una prisa especial por comprar o vender, y que no tengan intereses especiales sobre el inmueble.

Los valores de mercado de los bienes (tanto de los inmuebles como de cualquier otro tipo de producto) pueden variar notablemente a lo largo del tiempo, e incluso subir o bajar bruscamente, en función de las circunstancias de la oferta y la demanda.

  • Valor hipotecario

Es la base que se utiliza para proporcionar un valor sostenible o estable a lo largo del tiempo. Este valor es el que adoptan las entidades bancarias para la concesión de hipotecas en España, ya que garantiza una mayor estabilidad financiera, evitando los efectos perjudiciales de los cambios bruscos del valor de mercado. 

“Para obtener un valor hipotecario se necesita contar con estudios históricos de evolución de los precios y, a partir de ellos, ser capaz de hacer previsiones prudentes o conservadoras sobre la evolución futura del mercado. Además, este valor excluye cualquier componente especulativo de los precios”, argumenta Arnaiz. 

  • Valor catastral 

Es el valor asignado a los inmuebles por la Administración, con el fin de servir como referencia para el pago de determinados impuestos, como el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) o la plusvalía. Se trata de un valor que se actualiza con poca frecuencia (cada varios años), y que conceptualmente equivaldría a un valor de mercado sobre el que se ha aplicado un descuento importante, de manera que, aunque los valores de mercado reales vayan cambiando, la base de aplicación de los impuestos no sea nunca superior al propio mercado. 

  • Valor expropiatorio

También denominado justiprecio, es el valor imputado por la Ley a un inmueble que va a ser expropiado de manera forzosa. Se determina mediante la aplicación de las normas de valoración establecidas por la Ley del Suelo. No necesariamente coincidirá con el valor de mercado, lo que dependerá del tipo de activo del que se trate y de su ubicación. 

  • Valor de liquidación 

Es el precio al que podría venderse un inmueble en una venta por liquidación. Puede variar en función de si en dicha venta se dispone de tiempo suficiente para encontrar un comprador o, por el contrario, el vendedor se ve obligado por las circunstancias a vender sin un período de comercialización adecuado y sin que el comprador haya podido analizar a fondo el activo. 

  • Valor especial

Es la base con la que se identifica el valor particular que un activo tiene para un comprador en concreto. Un comprador especial es aquel para quien, por algún motivo, un inmueble tiene una utilidad superior que para el resto de posibles compradores (por ejemplo, el propietario del piso contiguo al que se vende, que pretende unirlos para obtener uno más grande).

  • Valor de inversión

Es el valor particular que un inmueble tiene para un inversor identificado, es decir, un comprador ‘no genérico’. Este valor tiene en cuenta los planes de inversión y las características concretas de un determinado comprador y, por ello, puede diferir del valor de mercado, que siempre considera el punto de vista de un comprador ‘genérico’ o medio.

En cualquier momento, puedes informarte sobre las hipotecas de Banco Sabadell e identificar aquella que puede encajar mejor con tu situación económica. Si lo deseas, también podrás realizar una simulación hipotecaria1.

Si también quieres recibir asesoramiento profesional, recurre cuando lo desees a un experto de Banco Sabadell para que te aconseje sin ningún compromiso. Puedes solicitar una cita con uno de nuestros especialistas.
 

1 El resultado de esta simulación será de carácter publicitario y orientativo basado en datos provisionales. Para elaborarla, nos basaremos en las condiciones actuales del mercado y en los datos que nos facilites a través de las próximas pantallas. Si deseas solicitar una hipoteca una vez veas el resultado de tu simulación, deberás contactar con nosotros para obtener más información y recibir tu oferta personalizada.

Fotografía de Yan Krukau de Pexels
Compartir


Link
matricula-

Simula tu hipoteca ahora y descubre cuál se adapta mejor a ti

Averigua qué encaja mejor contigo, si la nueva Hipoteca Mixta, la Fija o la Variable. Haz tu simulación sin compromiso ni documentación inicial y conoce cómo sería tu cuota mensual, aquí y ahora.

Calcula tu hipotecaCalcula tu hipoteca