matricula-
Conoce nuestros productos para Particulares
Cuentas bancarias Tarjetas bancarias Hipotecas Préstamos y créditos Ahorro Inversión Jubilación Seguros Renting Coches
Hazte cliente y crea tu cuenta1 en menos de 10 minutos con tu móvil
Abre tu cuenta online
1 Consulta el documento informativo de las comisiones
Buscador de oficinas Pide cita
Centro de ayuda Contacto

Más Sabadell

La información que necesitas para ayudarte a tomar las mejores decisiones financieras. Porque queremos crecer juntos, tanto a nivel personal como profesional.

Tu día a día   - 21/05/2024

Tipos de cuentas de ahorro Publicidad

¿Qué es una cuenta de ahorro, qué tipos hay y cómo funciona cada una?

En la era actual, donde las responsabilidades y los deseos materiales parecen multiplicarse, la seguridad financiera se convierte en una necesidad cada vez más presente. Sin embargo, entre la vorágine del día a día y las obligaciones inmediatas, el ahorro puede verse relegado a un segundo plano.

Es aquí donde la posibilidad de abrir una cuenta de ahorro entra en escena como un aliado fundamental para construir un futuro más próspero. Más que simples instrumentos bancarios, representan la oportunidad de materializar sueños, desde la compra de una vivienda hasta un viaje deseado o la educación de los pequeños de la casa.

Cómo funcionan las cuentas de ahorro

Son herramientas esenciales que permiten a las personas guardar dinero de forma segura y que, en ocasiones, pueden dar incluso una rentabilidad. Sin embargo, no todas las cuentas de ahorro son iguales. Cada una tiene sus propias características, ventajas y beneficios que se adaptan a las necesidades y objetivos financieros individuales. 

Puede interesarte: Cuenta de ahorro: qué es y para qué sirve

Cuenta de ahorro tradicional

Es la cuenta más básica y habitual. Este tipo de cuenta te permite depositar y retirar dinero a tu conveniencia. Aunque con la cuenta de ahorro tradicional no obtendrás una remuneración, según las condiciones es posible que puedas hacer uso de ella sin tener que pagar comisiones de administración ni mantenimiento.

Es ideal para tener un fondo de emergencia o para ahorrar pequeñas cantidades de dinero.

Cuenta de ahorro remunerada

Las cuentas de ahorro remuneradas ofrecen un interés sobre el saldo depositado. La rentabilidad puede ser fija o variable, y suele ser mayor que el de una cuenta corriente. Por otro lado, al igual que las cuentas de ahorro tradicionales, las remuneradas también te permiten depositar y retirar dinero a tu conveniencia. 

Por tanto, es una buena opción para aquellos que buscan obtener un rendimiento de su dinero.  

También existen cuentas que, aunque no te aporten directamente una remuneración, te permitirán aprovecharte de diferentes ventajas fiscales como, por ejemplo, la Cuenta de Ahorro 5, CIALP¹. La Cuenta Ahorro 5, CIALP es un plan de ahorro a largo plazo y, como tal, no tiene tributación sobre el rendimiento generado a partir de 5 años desde la primera aportación1.

Depósito a plazo fijo

Este producto financiero en realidad es un tipo de depósito bancario, ya que te permite ingresar una cantidad fija de dinero durante un período determinado, a cambio de un interés generalmente mayor que el de las cuentas de ahorro tradicionales o remuneradas. 

No puedes acceder al dinero durante el plazo fijado pero, a cambio, obtendrás un mayor rendimiento. Este tipo de cuenta es una gran herramienta para aquellos que quieren guardar su dinero en el banco durante un mayor plazo de tiempo.

Cuenta de ahorro joven

Diseñada para los más pequeños de la casa, estas cuentas para jóvenes suelen no tener comisiones de ningún tipo, aunque esto dependerá de la entidad bancaria en la que se contrate. La cuenta de ahorro joven también se caracteriza por tener total flexibilidad a la hora de depositar y retirar dinero cuando mejor convenga.

Es una forma ideal de empezar a enseñar a los más jóvenes cómo ahorrar y gestionar el dinero y así inculcarles el hábito mientras fomentas una educación financiera desde el principio.

Cuenta de ahorro online

Las cuentas online son una buena opción para aquellos que buscan gestionar sus ahorros completamente online. 

En Banco Sabadell contamos con la cuenta 100% online Ahorro Sabadell2, una cuenta de ahorro que te permite definir las reglas y la cantidad de dinero que quieres guardar, siempre tienes tu dinero disponible, sin penalización. Además, si todavía no eres cliente, la obtendrás de manera automática y gratuita al hacerte con tu Cuenta Online Sabadell.

Ventajas de tener una cuenta de ahorro

  • Posibilidad de crear reglas de ahorro: para ello existen múltiples opciones como ahorrar con el redondeo de cada compra o realizar aportaciones periódicas o puntuales. En el caso de la cuenta Ahorro Sabadell, es posible realizar aportaciones económicas automáticas cada vez que se cumplan pequeños hitos, como que llueva en una ciudad escogida previamente, para que aproveches esos días en casa aumentando tus ahorros.

  • Disciplina financiera: al asignar tus ahorros a cuentas diseñadas para objetivos específicos, fomentas una mayor disciplina financiera y evitas la tentación de gastar esos fondos en otras cosas.

  • Disponibilidad: puedes acceder a tu dinero en cualquier momento (excepto en los depósitos a plazo fijo y en la Cuenta de Ahorro 5, CIALP¹).

  • Tranquilidad: te aporta la seguridad de saber que tienes un colchón financiero para subsanar imprevistos.

Elegir el tipo adecuado de cuenta es esencial para optimizar tus finanzas personales. Ya sea que estés buscando seguridad, crecimiento o incentivos adicionales, hay una cuenta de ahorro que se adapta perfectamente a tus necesidades y objetivos financieros. Antes de elegir, asegúrate de comparar las opciones disponibles y considerar cómo cada una de las existentes puede beneficiarte a corto y largo plazo. 

Recuerda, el camino hacia la estabilidad financiera comienza con una buena elección de cuenta de ahorro.

1 Este producto se enmarca dentro de los Planes de Ahorro a Largo Plazo, que se caracterizan por la exención de tributación de los rendimientos del capital mobiliario, siempre que no se efectúe la cancelación total del producto antes de 5 años. La Cuenta Ahorro 5, CIALP de Banco Sabadell forma parte de estos Planes de Ahorro a Largo Plazo y su naturaleza jurídica es una cuenta (CIALP). En caso de cancelación total sin haber transcurrido los 5 años desde la primera aportación, las ventajas fiscales desaparecen, pasando los intereses generados a integrarse en la base imponible del ahorro.

2 Rentabilidad 0% TIN 0% TAE para saldos positivos diarios, comisión de administración y mantenimiento. 0 €/año. Liquidación de cuenta con periodicidad trimestral.


Leer artículo

Lo último
Tu día a día   - 17/05/2024

Cómo encontrar el IBAN de una cuenta bancaria Publicidad

En el mundo globalizado de hoy en día, las transacciones financieras son cada vez más comunes y las utilidades de una cuenta bancaria no paran de aumentar, tanto a nivel nacional como internacional. Teniendo esto en cuenta, seguro que has escuchado hablar del término "IBAN" en más de una ocasión. Pero, ¿qué es exactamente el IBAN y por qué es tan importante? 

¿Qué es el IBAN y para qué sirve? 

El IBAN, o International Bank Account Number, es un código internacional que identifica de forma única una cuenta bancaria en cualquier país de la zona SEPA, que incluye a los 28 Estados miembros de la Unión Europea, además de Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza, Mónaco, San Marino y Ciudad del Vaticano. Este código, que nació para facilitar y aumentar la seguridad de las transferencias internacionales en un mundo globalizado, se ha convertido en algo clave para nuestro día a día. Por ejemplo, si quieres domiciliar tu nómina, es tan sencillo como notificar tu IBAN a tu empresa. 

¿Cómo se forma el IBAN? 

Es una secuencia alfanumérica que consta de hasta 34 caracteres y que proporciona información crucial sobre la cuenta, incluyendo el país, el banco y el número de cuenta del titular.

Este código está formado por 4 caracteres iniciales y el número de cuenta. Imagina que tu IBAN es: PPXX eeee ssss cc nnnnnnnn

De tal forma que los 2 valores iniciales (PP) corresponden al código del país (que en el caso de España sería: ES) y los dos siguientes al código de control (XX). Tras estos cuatro caracteres va el número de la cuenta, formado por el código del banco (eeee, que en el caso del Banco Sabadell es 0081), el código de la sucursal (ssss), dos dígitos de control (cc) y, por último, el código de la cuenta del cliente (los dígitos restantes). 

Por tanto, normalmente son 20 caracteres que identifican a la cuenta, aunque esto dependerá del país.

¿Por qué es importante el IBAN?

El IBAN juega un papel fundamental en las transacciones financieras, ya que garantiza que los fondos se transfieran de manera segura y sin errores a la cuenta bancaria correcta. Al incluir información detallada sobre la ubicación del banco y el número de cuenta, el IBAN ayuda a evitar confusiones y errores durante el proceso de transferencia de fondos.

¿Dónde encontrar el IBAN?

Generalmente, puedes encontrar tu IBAN en:

  • Tu extracto bancario: la mayoría de los bancos incluyen el IBAN en sus extractos bancarios.

  • Tu área como cliente en la página web o la app de tu banco: accede a tu cuenta bancaria online y busca la sección de detalles de tu cuenta. 

            En Banco Sabadell puedes consultar el IBAN de cada una de tus cuentas desde la pantalla de inicio. Esta información se muestra debajo del nombre de cada cuenta.
            Si lo que necesitas es un documento con el IBAN y tu nombre, dirígete al menú de Cuentas, accede a Certificados, haz click en Solicitud de certificados, selecciona “Certificado de titularidad” y sigue los pasos indicados.

  • En la oficina de tu banco: si lo necesitas, puedes solicitar tu IBAN en persona en una sucursal de tu banco.

¿Cómo calcular el IBAN?

Calcular el IBAN puede parecer una tarea complicada, pero en realidad, existen herramientas y fórmulas específicas que facilitan este proceso. A pesar de esto, lo más sencillo es consultar tu IBAN en la página web o en la app de tu banco.

Si no puedes acceder a la información de tu cuenta y necesitas calcular tu IBAN, existen herramientas para ello. Aquí te dejamos la calculadora del código IBAN de Banco Sabadell en la que solo debes introducir tu número de cuenta para obtener tu código IBAN.

Recuerda validar el IBAN antes de confirmar la transacción

Es importante destacar que, además de introducir el IBAN correctamente, también es crucial validar y comprobar su precisión antes de realizar cualquier transacción financiera. 

¿Qué es el código BIC de una cuenta? ¿Y el código SWIFT?  ¿En qué se diferencian del IBAN?

El BIC (Business Identifier Code), también conocido como código SWIFT (Society for World Interbank Financial Telecommunication), es otro código que identifica a las instituciones bancarias a nivel internacional. A diferencia del IBAN, el BIC no se utiliza para identificar cuentas bancarias específicas, sino a las entidades bancarias en sí.

De hecho, si quieres realizar una transferencia fuera de la Unión Europea, la información que proporciona el código IBAN no es suficiente. En este caso también será necesario especificar el código BIC de la entidad destinataria.

En el caso de Banco Sabadell el código BIC es BSABESBB: “BSAB” identifica el banco, “ES” el país y “BB” la ciudad, en concreto, Barcelona.

Por tanto, el IBAN te permite identificar una cuenta bancaria específica, mientras que el BIC o SWIFT identifica al banco al que pertenece dicha cuenta.

En resumen, el IBAN es una pieza fundamental en el proceso de las transacciones financieras tanto para las entidades como para los usuarios. Su capacidad para identificar de manera única las cuentas bancarias y facilitar la transferencia segura de fondos lo convierte en un elemento indispensable en el mundo bancario actual. 

Hoy en día, es imprescindible comprender las diferencias entre el IBAN y el código BIC o SWIFT y saber cómo conseguir cada uno y darle un uso adecuado para poder realizar pagos y transacciones de manera eficaz y segura.
 


Leer artículo
Tu hogar, tu coche y otros   - 16/05/2024

Tasación de una vivienda: tipos y bases de valor Juanjo Bueno

La tasación de la vivienda no es un gasto adicional cuando se contrata una hipoteca, sino una inversión que afecta a las dos partes del contrato.

Una tasación es un documento necesario para contratar una hipoteca. Entre otros aspectos, una tasación incluye el valor de mercado del inmueble, la superficie de la casa, los posibles errores catastrales y en las escrituras, el estado de conservación del activo, los riesgos del entorno y la adaptación a la normativa urbanística.

¿Cómo se calcula el valor de tasación?

  • La ubicación: determinará la pertenencia a una horquilla de precios concreta en función de la demanda que exista en cada lugar. Esta depende, entre otras cosas, de la cantidad y de la calidad de los servicios que existen en esa zona y que rodean la vivienda. 

  • Las características: los metros cuadrados de la vivienda, su antigüedad y su estado de conservación. También influye la calidad de la construcción según el tipo de vivienda y otras cuestiones como, por ejemplo, la disponibilidad de ascensor en el edificio o si dispone o no de terraza. Otros parámetros importantes son la altura en planta (cuanto más alta se encuentra una vivienda, más luz y menos ruido recibe), las vistas y la orientación (influye en el consumo energético), así como los elementos que pueda disponer la vivienda (calefacción, armarios, etc.). 

  • El edificio: la amplitud y la calidad de las zonas comunes del edificio, como son el portal, los jardines, las pistas deportivas, la piscina… así como los patios de las viviendas unifamiliares.

¿Cuánto cuesta la tasación de una vivienda?

El futuro propietario debe tener presente que la tasación forma parte de los gastos asociados a la compra de un inmueble, que oscilan entre un 10% y un 15% adicional al precio de compra. Su coste se sitúa entre los 300 y los 600 euros. A estos gastos hay que añadir la entrada de la vivienda, que es el 20% del precio, ya que los bancos financian, como máximo, un 80% del valor de compra o de tasación del inmueble.

Puede interesarte: Cuánto se tarda en conceder una hipoteca

¿Cómo es el proceso para solicitar una tasación? 

Una tasación hipotecaria la lleva a cabo siempre un tasador homologado por el Banco de España. Habitualmente, el banco que va a conceder la hipoteca envía a un tasador de su confianza. De todos modos, también es posible para el futuro propietario contratar a un tasador homologado. Una vez seleccionado el tasador, concretará una visita al inmueble para medir todas las habitaciones y hacer fotografías. Con esta información y de acuerdo a las condiciones y parámetros del mercado trabajará en el informe de tasación de la vivienda.

Tipos de tasaciones

En ocasiones, se habla de tasar una vivienda o un local como si fuese el único tipo de tasación que afecta al mercado inmobiliario, pero existen varios productos relacionados con la valoración. En función del propósito, resultará más adecuado uno u otro. 

Básicamente, se dividen en dos categorías: las valoraciones propiamente dichas, y otros productos relacionados con ella, pero que no pueden ser considerados valoraciones. 

Las valoraciones implican distintos procesos, como la inspección técnica del inmueble, el análisis de la documentación registral o la elaboración de diferentes cálculos que permiten llegar a una tasación oficial. Con el resto de productos relacionados es posible concretar una cifra más exacta del valor de la vivienda.

Las bases de valor de un inmueble

El valor de un inmueble depende de la finalidad con la que se valore. Es decir, que en la práctica, un inmueble puede tener múltiples valores. En el ámbito técnico, estos distintos valores se denominan bases de valor. La elección de una base de valor u otra tiene que ver con el propósito por el cual se realice la valoración, y determinará tanto el método de valoración como los resultados. 

Las bases de valor más conocidas o utilizadas son: 

  • Valor de mercado

Determina el precio de compraventa en el que, con más probabilidad, se pondrían de acuerdo después de una negociación un comprador y un vendedor `genéricos´ del mercado, es decir, dos personas que no tengan una prisa especial por comprar o vender, y que no tengan intereses especiales sobre el inmueble.

Los valores de mercado de los bienes (tanto de los inmuebles como de cualquier otro tipo de producto) pueden variar notablemente a lo largo del tiempo, e incluso subir o bajar bruscamente, en función de las circunstancias de la oferta y la demanda.

  • Valor hipotecario

Es la base que se utiliza para proporcionar un valor sostenible o estable a lo largo del tiempo. Este valor es el que adoptan las entidades bancarias para la concesión de hipotecas en España, ya que garantiza una mayor estabilidad financiera, evitando los efectos perjudiciales de los cambios bruscos del valor de mercado. 

“Para obtener un valor hipotecario se necesita contar con estudios históricos de evolución de los precios y, a partir de ellos, ser capaz de hacer previsiones prudentes o conservadoras sobre la evolución futura del mercado. Además, este valor excluye cualquier componente especulativo de los precios”, argumenta Arnaiz. 

  • Valor catastral 

Es el valor asignado a los inmuebles por la Administración, con el fin de servir como referencia para el pago de determinados impuestos, como el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) o la plusvalía. Se trata de un valor que se actualiza con poca frecuencia (cada varios años), y que conceptualmente equivaldría a un valor de mercado sobre el que se ha aplicado un descuento importante, de manera que, aunque los valores de mercado reales vayan cambiando, la base de aplicación de los impuestos no sea nunca superior al propio mercado. 

  • Valor expropiatorio

También denominado justiprecio, es el valor imputado por la Ley a un inmueble que va a ser expropiado de manera forzosa. Se determina mediante la aplicación de las normas de valoración establecidas por la Ley del Suelo. No necesariamente coincidirá con el valor de mercado, lo que dependerá del tipo de activo del que se trate y de su ubicación. 

  • Valor de liquidación 

Es el precio al que podría venderse un inmueble en una venta por liquidación. Puede variar en función de si en dicha venta se dispone de tiempo suficiente para encontrar un comprador o, por el contrario, el vendedor se ve obligado por las circunstancias a vender sin un período de comercialización adecuado y sin que el comprador haya podido analizar a fondo el activo. 

  • Valor especial

Es la base con la que se identifica el valor particular que un activo tiene para un comprador en concreto. Un comprador especial es aquel para quien, por algún motivo, un inmueble tiene una utilidad superior que para el resto de posibles compradores (por ejemplo, el propietario del piso contiguo al que se vende, que pretende unirlos para obtener uno más grande).

  • Valor de inversión

Es el valor particular que un inmueble tiene para un inversor identificado, es decir, un comprador ‘no genérico’. Este valor tiene en cuenta los planes de inversión y las características concretas de un determinado comprador y, por ello, puede diferir del valor de mercado, que siempre considera el punto de vista de un comprador ‘genérico’ o medio.

En cualquier momento, puedes informarte sobre las hipotecas de Banco Sabadell e identificar aquella que puede encajar mejor con tu situación económica. Si lo deseas, también podrás realizar una simulación hipotecaria1.

Si también quieres recibir asesoramiento profesional, recurre cuando lo desees a un experto de Banco Sabadell para que te aconseje sin ningún compromiso. Puedes solicitar una cita con uno de nuestros especialistas.
 

1 El resultado de esta simulación será de carácter publicitario y orientativo basado en datos provisionales. Para elaborarla, nos basaremos en las condiciones actuales del mercado y en los datos que nos facilites a través de las próximas pantallas. Si deseas solicitar una hipoteca una vez veas el resultado de tu simulación, deberás contactar con nosotros para obtener más información y recibir tu oferta personalizada.

Fotografía de Yan Krukau de Pexels

Leer artículo
Tu dinero   - 10/05/2024

Cómo administrar el dinero para gastos diarios fácilmente Publicidad

En el mundo actual, donde los gastos parecen multiplicarse por sí solos, administrar el dinero de manera efectiva se ha convertido en un verdadero objetivo.

Administrar el dinero para los gastos diarios es fundamental para mantener una salud financiera sólida y alcanzar nuestras metas financieras. Afortunadamente, existen métodos sencillos y probados que pueden ayudarte a tomar el control de tus finanzas y alcanzar tus objetivos. 

En este artículo, descubrirás algunos de los métodos para organizar tus gastos diarios desde la Cuenta Online Sabadell1, así como pequeños gestos y acciones que puedes implementar para ahorrar de manera constante.

Los 6 métodos de ahorro más efectivos 

Administrar adecuadamente tus finanzas no se trata solo de controlar tus gastos diarios, sino también de implementar estrategias sólidas que te permitan ahorrar y planificar para el futuro. Si contratas tu Cuenta Online Sabadell o ya eres cliente, tienes a tu disposición la Cuenta Ahorro Sabadell2 para que puedas ir guardando tus contribuciones.

  1. La regla 50% 30% 20% para ahorrar

Esta regla, ampliamente reconocida, divide tus ingresos en tres categorías principales: el 50% para necesidades básicas, como el alquiler, las facturas o la comida del día a día; el 30% para gastos de ocio y discrecionales, como entretenimiento y comidas fuera de casa; y el 20% para ahorro. Seguir esta regla puede ayudarte a mantener un equilibrio saludable entre tus necesidades, deseos y metas financieras a largo plazo.

  1. El método de los sobres

Este método consiste en asignar una cantidad específica de dinero en efectivo para cada categoría de gastos. De esta manera, podrás visualizar mejor tus gastos y evitar excederte en alguna categoría. Por ejemplo, divide los sobres por: comida, alquiler, facturas, deudas, ropa, gimnasio…

  1. El reto de las 52 semanas

Este reto consiste en ahorrar una cantidad específica de dinero cada semana durante un año. La cantidad a ahorrar aumenta progresivamente cada semana, comenzando por una cantidad pequeña y llegando a una más alta al final del año. Por ejemplo, puedes aportar la misma cantidad de dinero que el número de la semana en la que te encuentres. Es decir, la primera semana ahorrarás 1 €; la segunda, 2 €; la tercera 3 €; y así hasta la semana 52. De esta manera, al cabo de un año habrás logrado ahorrar 1.378 €. La cantidad que establezcas dependerá del dinero que quieras ahorrar durante esas 52 semanas.

  1. Regla del 30% para ahorro

Algunos expertos sugieren destinar al menos el 30% de tus ingresos totales al ahorro, independientemente de tus gastos obligatorios y discrecionales. Esta estrategia te ayuda a priorizar el ahorro y a construir un colchón financiero sólido para emergencias y futuras inversiones.

  1. El método del redondeo

Este método consiste en redondear hacia arriba cualquier gasto que tengas a la unidad más cercana y destinar la diferencia al ahorro. Por ejemplo, si un café cuesta 1,25€, lo redondearías a 2€ y destinarías los 0,75€ sobrantes al ahorro. De esta forma, ahorrarás pequeñas cantidades de dinero de manera constante, sin que te des ni cuenta. Puedes activar esta regla de ahorro de tu cuenta de Ahorro Sabadell para que se produzca de manera automática.

  1. Automatización de ahorros

Configura transferencias automáticas desde tu cuenta corriente cada vez que recibas un ingreso. Esto te permite ahorrar de manera sistemática sin tener que preocuparte por hacerlo manualmente, y te ayuda a mantener la disciplina financiera. Desde la app de Banco Sabadell puedes activar reglas de ahorro tan originales como la de activar una transferencia automática a tu cuenta Ahorro Sabadell cuando llueva en la ciudad que tú decidas.

La elección del método más adecuado dependerá de tu horizonte temporal y de la cantidad que necesitas ahorrar. Algunos métodos, como la regla 50% 30% 20%, te ayudarán a establecer un plan de gastos equilibrado a largo plazo, mientras que otros, como el reto de las 52 semanas, pueden ser útiles para alcanzar objetivos de ahorro a corto plazo.

Recuerda que lo importante es encontrar un método que se adapte a tus necesidades y estilo de vida, y que seas constante en su aplicación. Con disciplina y dedicación, podrás alcanzar tus metas financieras y tomar el control de tu dinero.

Trucos para ahorrar dinero día a día

Ahorrar no tiene que ser un sacrificio. De hecho, pequeños cambios en tus hábitos diarios pueden generar un impacto significativo en tus finanzas a largo plazo. Aquí te presentamos algunos consejos prácticos para ahorrar:

  • Planifica tus comidas: planificar tus menús semanales y realizar compras inteligentes te ayudará a reducir el desperdicio de alimentos y ahorrar dinero en tu presupuesto de alimentación.

  • Aprovecha las ofertas y descuentos: busca promociones, cupones y descuentos en tus tiendas favoritas. También puedes considerar comprar productos de marca blanca, que suelen ser más económicos.

  • Controla tus gastos hormiga: presta atención a esos pequeños gastos diarios como el desayuno fuera de casa. Reducir estos gastos puede generar un ahorro considerable a lo largo del tiempo.

  • Muévete de forma inteligente: si es posible, opta por caminar, usar la bicicleta o el transporte público en lugar de usar tu vehículo personal. Esto te ayudará a ahorrar en gasolina y estacionamiento.

  • Aprovecha el entretenimiento gratuito: existen diversas opciones de ocio gratuitas o de bajo costo como parques, bibliotecas, eventos culturales y actividades al aire libre.

  • Reduce el consumo de energía: apaga luces y electrodomésticos cuando no los estés utilizando, y considera invertir en equipos energéticamente eficientes para reducir tu factura de energía.

  • Compra de segunda mano: considera comprar artículos de segunda mano en lugar de nuevos para ahorrar dinero en artículos como ropa, muebles y electrodomésticos.

  • Renegocia tarifas y servicios: revisa tus facturas de servicios regularmente y busca oportunidades para renegociar tarifas o cambiar a proveedores más económicos.

  • Evita las compras impulsivas: tómate un tiempo para reflexionar antes de realizar una compra impulsiva y pregúntate si realmente necesitas el artículo o si puedes prescindir de él.

La clave para administrar tu dinero de forma efectiva es la constancia y la disciplina. Al implementar estas estrategias y consejos de ahorro en tu vida diaria, podrás administrar mejor tus gastos diarios, ahorrar dinero de manera constante y trabajar hacia una estabilidad financiera duradera. Recuerda que cada pequeño paso que des hacia el ahorro cuenta y te acerca más a tus metas financieras.

¹ Sin comisiones de administración y mantenimiento. Rentabilidad indefinida que podrá variar según condiciones de mercado. Ahora, rentabilidad anual del 2% TAE hasta 20.000 € de saldo medio conjunto de la Cuenta Online Sabadell y de las Cuentas Ahorro Sabadell de los titulares vinculados a la misma. Ejemplo representativo de remuneración en un año calculado para un saldo medio mensual conjunto de 20.000 €: 2 % TIN anual, 2,018 % TAE, 400 € de intereses liquidados en el año. Liquidación mensual y abono en la Cuenta Online Sabadell el día 15 del mes siguiente (o primer día hábil anterior).

2 Rentabilidad 0% TIN 0% TAE para saldos positivos diarios, comisión de administración y mantenimiento. 0 euros/año. Liquidación de cuenta con periodicidad trimestral.


Leer artículo
Tu dinero   - 09/05/2024

Cómo ahorrar dinero en tu día a día en 6 sencillos pasos Publicidad

¿Sueñas con comprar una casa, viajar por el mundo o vivir una jubilación tranquila? Si es así, el ahorro es la clave para alcanzar tus metas. Sin embargo, con el caos y el ritmo frenético del día a día, encontrar el tiempo y la forma adecuada de ahorrar puede ser un verdadero desafío.

El arte del ahorro no solo radica en guardar una parte de tus ingresos, sino en gestionarlos de manera inteligente para alcanzar tus metas financieras. Ya sea que estés ahorrando para un viaje, un fondo de emergencia o una inversión a largo plazo, aquí encontrarás valiosos consejos para hacer crecer tus ahorros de manera efectiva.

No importa si eres un principiante o un ahorrador experimentado, aquí encontrarás las claves y estrategias que te ayudarán a impulsar tu plan de ahorro y alcanzar tus metas financieras más rápido de lo que imaginas.

6 consejos para ahorrar dinero en el día a día

  1. Ten claras tus metas a largo plazo

Antes de comenzar a ahorrar, es crucial definir tus metas financieras: ¿Qué quieres conseguir a largo plazo con tus ahorros? ¿Una casa nueva? ¿Un coche? ¿Ahorrar para la universidad de tus hijos? Al tener objetivos claros, podrás establecer un plan de ahorro realista y medible. 

Además, las metas te brindan motivación y te mantienen enfocado en el camino hacia el éxito financiero.

  1. Establece un presupuesto

Las preguntas más comunes a la hora de empezar a ahorrar suelen ser: ¿Cómo ahorrar dinero de mi sueldo? ¿Cómo puedo ahorrar dinero si gano poco?, ¿se puede? Uno de los mejores consejos que puedes seguir para lograrlo es que trates tus ahorros como un gasto fijo y no como una opción flexible. 

Al hacerlo, te comprometes a construir un futuro financiero más sólido y a alcanzar tus metas más rápidamente y de una forma segura.

El siguiente paso para ahorrar es tener un control claro de tus finanzas. Para ello, es fundamental que elabores un presupuesto que te permita conocer tus ingresos y gastos. Una vez que tengas esta información, podrás identificar áreas en las que puedes reducir tus gastos y empezar a ahorrar. 

  1. Reduce tus gastos

Existen muchas maneras de reducir tus gastos en el día a día. Algunas ideas son:

  • Cocinar en casa: Evitar comer fuera con frecuencia y preparar tus propias comidas te ayudará a ahorrar dinero.

  • Cancelar suscripciones que no usas: Revisa todas tus suscripciones y cancela las que no uses o no sean necesarias. Si analizas tus hábitos probablemente te des cuenta de que hay más de una suscripción que no utilizas lo suficiente, ¡no lo dudes y cancélala de inmediato!

  • Comparar precios: Antes de realizar una compra, compara precios en diferentes tiendas o plataformas online para encontrar la mejor oferta. Este consejo lo puedes aplicar tanto a la comida del supermercado, la ropa, la gasolina y cualquier tipo de gasto ya que hoy en día puedes comparar casi cualquier precio de manera online.

  • Utilizar el transporte público o la bicicleta: Si es posible, evita usar el coche para ir al trabajo o realizar otras actividades. De esta forma, ahorrarás combustible y, de paso, le harás un favor al medioambiente. ¡Utilizar el transporte público es una forma muy práctica de ahorrar dinero y contaminar menos!

  1. Ahorra automáticamente

Una forma efectiva de ahorrar es configurar una transferencia automática desde tu cuenta corriente a una cuenta de ahorros cada mes. De este modo, ahorrarás sin darte cuenta y alcanzarás tus metas más rápidamente. Esta estrategia te ayuda a mantener la disciplina financiera y a construir tus ahorros de manera constante y sin esfuerzo.

En Banco Sabadell, hemos creado la Cuenta Online Sabadell1 con el objetivo de facilitarte tus gestiones financieras. Por ello, al contratarla, podrás disfrutar también de una Cuenta Ahorro2 asociada de manera totalmente gratuita, para que puedas apartar si lo deseas parte de tu dinero con sencillas rutinas de ahorro que podrás activar desde la app.

  1. Utiliza la tecnología 

Probablemente tengas en tu dispositivo una gran variedad de aplicaciones móviles como redes sociales, mensajería instantánea, edición de fotos o buscadores de viajes. ¿Y si incluyes una app para ahorrar?

Actualmente existen muchas opciones en el mercado para adaptarse a cualquier situación, pero si prefieres la comodidad de gestionar tu dinero desde una misma app, con la app de Banco Sabadell es posible.

Puedes fijar tus propios objetivos para alcanzar tus metas con reglas de ahorro de Ahorro Sabadell, por ejemplo:

  • Ahorrar una cantidad cuando llueve en tu ciudad.

  • Redondear tus compras al alza.

  • Ahorrar un porcentaje de cada gasto que hagas (se excluye transferencias bancarias, traspasos de dinero y Bizum).

  • Realizar aportaciones periódicas o puntuales.

Al tener todo en formato 100% digital, puedes escoger la regla que te resulte más cómoda e incluso tomarlo como un reto personal. ¡Tú eliges!

  1. Sé constante

La clave para ahorrar es ser constante y disciplinado. No te desanimes si no ves resultados inmediatos. Sigue adelante con tu plan de ahorro y verás cómo poco a poco alcanzas tus metas.

Aquí tienes algunos consejos extra para mantenerte motivado:

  • Establece metas realistas: divide tus metas a largo plazo en objetivos más pequeños y alcanzables.

  • Celebra tus logros: cada vez que alcances una meta, tómate un tiempo para celebrarlo. Esto te ayudará a mantenerte motivado y seguir adelante.

  • Visualiza tu éxito: imagina cómo será tu vida cuando alcances tus metas. Esto te ayudará a mantenerte motivado en los momentos difíciles o cuando aparezca alguna tentación en momentos puntuales.

Recuerda que el ahorro es un proceso que requiere tiempo y esfuerzo. Pero con la ayuda de estos consejos y el producto financiero adecuado, podrás alcanzar tus metas financieras más rápido de lo que imaginas.

Para ayudarte a determinar cuánto puedes ahorrar, te invitamos a utilizar nuestra calculadora de ahorro diseñada para que puedas visualizar cuánto puedes ahorrar al contratar la cuenta. Solo tienes que especificar tus ingresos y gastos, y la calculadora te mostrará cuánto puedes ahorrar el primer año con tu nueva Cuenta Online Sabadell.

¡Empieza a ahorrar hoy mismo y transforma tu futuro!

1 Sin comisiones de administración y mantenimiento. Rentabilidad indefinida que podrá variar según condiciones de mercado. Ahora, rentabilidad anual del 2 % TAE hasta 20.000 € de saldo medio conjunto de la Cuenta Online Sabadell y de las Cuentas Ahorro Sabadell de los titulares vinculados a la misma. Ejemplo representativo de remuneración en un año calculado para un saldo medio mensual conjunto de 20.000 €: 2 % TIN anual, 2,018 % TAE, 400 € de intereses liquidados en el año. Liquidación mensual y abono en la Cuenta Online Sabadell el día 15 del mes siguiente (o primer día hábil anterior).

2 Rentabilidad 0% TIN 0% TAE para saldos positivos diarios, comisión de administración y mantenimiento. 0 euros/año. Liquidación de cuenta con periodicidad trimestral.


Leer artículo
Tu hogar, tu coche y otros   - 09/05/2024

¿Es posible vender una casa con hipoteca? Carlos S. Ponz

A la hora de plantearse vender una casa con hipoteca hay que tener en cuenta distintos elementos, como el saldo pendiente por pagar del préstamo.

Vender una vivienda que todavía tiene una hipoteca pendiente para comprar una casa nueva es una situación que se produce con bastante frecuencia. Ante este escenario, es habitual que surjan dudas como, por ejemplo, si es posible cambiar la titularidad del préstamo hipotecario a nombre del comprador o de qué modo se puede cancelar la hipoteca para abrir otra y financiar la adquisición de una nueva casa.

A continuación, te explicamos paso a paso qué alternativas existen para vender tu vivienda con hipoteca.

¿Cómo vender una vivienda con hipoteca?

Existen dos maneras de vender una casa si cuenta con una hipoteca en vigor:

  • Cancelar el préstamo hipotecario con el dinero de la operación de compraventa.

  • Cambiar la titularidad de la hipoteca a nombre del nuevo propietario del inmueble.

La opción más utilizada es, sin lugar a dudas, la primera, aunque vamos a analizar cada una de ellas en detalle.

Pasos para cancelar la hipoteca de una casa que se acaba de vender

Antes de analizar los pasos para cancelar la hipoteca de una vivienda hay que tener una cosa clara: es posible poner un anuncio de venta de la vivienda o llegar a un acuerdo con una agencia inmobiliaria sin tener que comunicar que se trata de un inmueble con hipoteca. De cara al exterior, la vivienda parecerá que estará libre de cargas ya que no influirá ni en el precio de venta ni en la mayor parte de pasos del proceso para completar la operación con el vendedor.

Hecho este inciso, los documentos que hay que tener preparados para vender la casa si cuenta con una hipoteca son los mismos que si no la tuviera, es decir:

  • Certificado de eficiencia energética. 

  • Cédula de habitabilidad.

  • Planos de la vivienda.

  • Escritura de compraventa.

  • Certificado de la inspección técnica de edificios (ITE).

  • Certificado de libre deuda con la comunidad (si la hubiera). 

  • Último comprobante de pago del impuesto de bienes inmuebles (IBI).

  • Facturas pagadas más recientes de los suministros de la vivienda.

  • Nota simple. Aunque no es obligatorio, este documento, expedido por el Registro de la Propiedad, es muy recomendable ya que permite al vendedor constatar que es el propietario de la vivienda.

El principal cambio que se produce al vender una casa con hipoteca llega cuando el comprador confirma la fecha de firma de la escritura. El vendedor debe entonces:

  • Solicitar al banco con el que tenga contratada la hipoteca un certificado de saldo pendiente del préstamo hipotecario.

  • Hacer entrega del certificado de deuda pendiente al comprador. El día de la firma de la escritura, el comprador dará un cheque al banco con el saldo de la hipoteca que queda pendiente por pagar y, como es habitual que se venda por un precio superior a la cantidad pendiente, otro cheque al vendedor por la diferencia.

  • Proceder a la cancelación registral de la hipoteca en el Registro de la Propiedad.

¿Y si el precio de la vivienda está por debajo del saldo pendiente de la hipoteca?

En el caso de que el precio de venta de la casa sea menor que lo que queda por pagar de la hipoteca, hay que hacer lo siguiente:

  • Solicitar al banco el certificado de saldo pendiente de la hipoteca.

  • Explicar al banco los detalles de la operación de compraventa, ya que tendrá que autorizarla. Habitualmente, si la diferencia no es muy relevante y la situación crediticia del vendedor es buena, suele proponerse un préstamo personal para poder abonar el capital restante.

  • Si el banco aprueba y formaliza la operación, el comprador entregará el día de la firma de la escritura un único cheque al banco con el dinero pactado para cancelar la hipoteca.

Puede interesarte: ¿Cuáles son los gastos de cancelación de una hipoteca?

Cómo cambiar la titularidad de la hipoteca al comprador de la vivienda

La segunda posibilidad para vender una vivienda con hipoteca es transmitir el préstamo al comprador. Este proceso recibe el nombre de subrogación de deudor. En este caso, los pasos que hay que llevar a cabo son los siguientes:

  • Acudir con el comprador al banco con el que se tiene contratada la hipoteca.

  • El banco estudiará la operación, analizando el perfil y la solvencia del comprador de la vivienda, de cara a garantizar que podrá hacer frente al pago de las cuotas.

  • Si el banco acepta la operación, se procederá a la firma de la subrogación de la hipoteca, lo que significa que el comprador será el nuevo titular del préstamo hipotecario. En caso de que el banco no diese su visto bueno, habría que proceder a cancelar la hipoteca para poder completar la venta de la casa.

La posibilidad de solicitar una hipoteca puente si vendes para comprar otra casa

El vendedor de una casa con hipoteca, si tiene pensado invertir en la compra de su nueva vivienda habitual, también puede optar por cancelar el préstamo hipotecario con el dinero de la venta y solicitar otro nuevo para el nuevo inmueble. En este caso, existe un producto llamado hipoteca puente, que está diseñado para financiar la compra de una vivienda junto a la cantidad pendiente de amortizar de la antigua hipoteca.

Además de los requisitos y características habituales de cualquier préstamo hipotecario, una hipoteca puente cuenta con tres particularidades:

  • El banco incorpora los dos inmuebles como garantía.

  • Se establece un periodo de tiempo para completar la venta del inmueble en propiedad.

  • Durante el tiempo en el que no se ha formalizado la venta de la antigua vivienda, existe un periodo de carencia en el que el titular de la hipoteca puente solo tiene que abonar al banco intereses y no se amortiza capital.

Si necesitas asesoramiento profesional, puedes recurrir a un experto de Banco Sabadell para que te aconseje sin ningún compromiso. Puedes solicitar una cita con uno de nuestros especialistas.


Fotografía de MART PRODUCTION en Pexels

Leer artículo
Tu día a día   - 09/05/2024

Qué es un depósito bancario y para qué sirve Publicidad

Un depósito bancario es un producto de ahorro que te permite guardar tu dinero en una entidad financiera, habitualmente a cambio de una rentabilidad. 

Estos productos bancarios son uno de los pilares fundamentales del sistema financiero, tanto para los individuos como para las empresas. Son un medio seguro y confiable para almacenar fondos y generar intereses si así se ha acordado en el contrato. 

¿Qué tipos de depósitos bancarios hay?

Depósitos a la vista

Este tipo de depósito ofrece una flexibilidad máxima al permitir que los titulares de estas cuentas depositen y retiren fondos en cualquier momento sin penalización. Son ideales para transacciones diarias y suelen ofrecer servicios adicionales, como cheques y tarjetas de débito, que facilitan la gestión del dinero.

Esta modalidad de producto financiero no tiene por qué aportar una rentabilidad, ya que esto dependerá de las condiciones de cada banco y de cada cuenta. Además, en el caso de que sí tenga ciertos intereses, estos suelen ser inferiores a los del depósito a plazo.

Por tanto, los depósitos a vista son una gran opción para objetivos financieros a corto o medio plazo ya que te permitirán retirar el dinero en cualquier momento y, en ocasiones, pueden proporcionarte incluso beneficios.

La mayoría de cuentas remuneradas, como la Cuenta Online Sabadell1 (especial para nuevos clientes) y de cuentas de ahorro, como la Ahorro Sabadell², son un ejemplo habitual de este tipo de depósitos.

Depósitos a plazo 

En contraste a los anteriores, este tipo normalmente implica el depósito de una cantidad específica de dinero durante un período determinado (depósitos a plazo fijo), por lo que la disponibilidad de los fondos no tiene por qué ser inmediata. Aunque este tipo de producto puede ofrecer en ocasiones una rentabilidad garantizada, si el contrato así lo indica, también puede requerir que los fondos se mantengan inmovilizados durante el plazo acordado.

En función del acuerdo con la entidad financiera, la devolución de los intereses podrá ser de forma mensual, trimestral o incluso una vez finalizado el plazo del depósito, por ejemplo. Esto dependerá del plazo que esté especificado en el contrato. 

En estos productos financieros, la remuneración (en caso de que exista) puede ser fija o variable. Es decir, si es fija podrás saber con antelación el beneficio que te aportará y, si por el contrario es variable, esta remuneración podrá cambiar en función de las condiciones de cada producto (normalmente esta variabilidad será en función de algún índice como el euríbor). 

Por norma general, un depósito a plazo fijo no implica que no podamos retirar el dinero, pero sí puede que tengamos una penalización por cancelación anticipada. Esta cláusula deberá estar indicada en tu contrato.

Garantía de los depósitos bancarios

En caso de que una entidad financiera tenga problemas y llegue a la quiebra, existe un sistema de garantía para que las personas que disponen de depósitos y otro tipo de productos financieros no pierdan sus ahorros. Esta entidad es el Fondo de Garantía de Depósitos³ (FGD), la cual opera en toda la Unión Europea, aunque cada país establece el máximo capital que puede garantizar.

En el caso de España, la garantía se aplica tanto a personas físicas como a empresas y el importe máximo de esta asciende a un máximo de 100.000€ por depositante y entidad. Por ello, para rentabilizar tu dinero de una forma más segura, se recomienda diversificar tus ahorros y productos en distintas entidades y comprobar que estos estén cubiertos por el FGD.

A pesar de esto, hay que recordar que el FGD sólo actuará en caso de quiebra de la entidad y solo por el importe que tenga el cliente en ese momento depositado en la entidad, pero no cubrirá las pérdidas de capital producidas por cualquier otro motivo que no sea la quiebra.

Antes de contratar un depósito, la entidad responsable debe de informarte de cuál es su garantía y su cobertura por parte del Fondo de Garantía de Depósitos, para que sepas qué pasaría en caso de quiebra del propio banco.

¿Cómo elegir el depósito bancario adecuado?

A la hora de elegir cuál contratar, es importante tener en cuenta varios factores:

  • Objetivo de ahorro: ahorrar para un viaje, comprar una casa o incluso montar un negocio.

  • Plazo: debes pensar cuánto tiempo quieres mantener tu dinero inmovilizado: 6 meses, 1 año, 5 años… ¡Depende del depósito y de la entidad!

  • Rentabilidad: infórmate sobre las condiciones de cada banco y de cada depósito ya que la rentabilidad podrá variar entre una opción u otra.

  • Comisiones: recuerda que existen comisiones por apertura, mantenimiento o cancelación, por ejemplo. Por lo que también debes comprobar todos los gastos extra de cada uno.

  • Liquidez: comprueba antes de contratar el producto qué grado de liquidez tiene, ya que existen casos en los que no podrás sacar tu dinero antes de tiempo.

Los depósitos bancarios son una herramienta muy útil para aquellos que buscan darle algún uso a su dinero mientras ahorran. Sin embargo, es importante entender completamente los términos y condiciones de cada uno antes de firmar el contrato, y considerar cómo se ajustan a los objetivos y necesidades individuales de cada inversor para escoger la opción más adecuada.

Sin comisiones de administración y mantenimiento. Rentabilidad indefinida que podrá variar según condiciones de mercado. Ahora, rentabilidad anual del 2 % TAE hasta 20.000 € de saldo medio conjunto de la Cuenta Online Sabadell y de las Cuentas Ahorro Sabadell de los titulares vinculados a la misma. Ejemplo representativo de remuneración en un año calculado para un saldo medio mensual conjunto de 20.000 €: 2 % TIN anual, 2,018 % TAE, 400 € de intereses liquidados en el año. Liquidación mensual y abono en la Cuenta Online Sabadell el día 15 del mes siguiente (o primer día hábil anterior).

² Al contratar únicamente la Cuenta Ahorro Sabadell: rentabilidad 0% TIN 0% TAE para saldos positivos diarios, comisión de administración y mantenimiento. 0 euros/año. Liquidación de cuenta con periodicidad trimestral.

³ Banco de Sabadell, S.A. se encuentra adherido al Fondo Español de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito.


Leer artículo

Ver más resultados
matricula-

Comienza a operar en minutos
y sin comisiones

Hazte cliente con la nueva Cuenta Online Sabadell. Abre tu cuentaAbre tu cuenta
matricula-

Descubre los próximos webinars de HUB Empresa

matricula-

Compromiso ESG – Empresas que lideran la transición sostenible | Medio Ambiente

Valencia + Online 28 de mayo 09:30h Conoce másConoce más
Ciberseguridad 360: Estrategias para proteger tu negocio
Online 29 de mayo 16:00h Conoce másConoce más

Hacia una gestión sostenible: ¿Por qué un arrendador necesita una estrategia de sostenibilidad?

Online 4 de junio 16:00h
 
Conoce másConoce más